Amigos de Alerta Minera

Comunidad responde a reporte que revela complicidad entre Embajada canadiense y minera Excellon en contra de ejidatarios de La Sierrita

Source: 
Ejido La Sierrita de Galeana, Tlahualilo, Durango

Ejidatarios de La Sierrita
Ejidatarios of La Sierrita
En el ejido La Sierrita expresamos nuestra indignación ante la actuación de la Embajada de Canadá al incumplir su obligación de promover y proteger los derechos humanos de nuestra comunidad ante las violaciones perpetradas por la empresa minera canadiense Excellon Resources Inc. A través del informe “Las entrañas de la complicidad canadiense: Excellon Resources, la Embajada de Canadá y la violación de los derechos laborales y a la tierra en Durango, México”, de MiningWatch Canada y United Steelworkers, nos es posible confirmar que la Embajada tuvo una participación decisiva en la violación de nuestros derechos humanos durante 2012.

El informe evidencia el apoyo incondicional que el Estado canadiense brindó a Excellon con el objetivo de salvaguardar sus intereses económicos a costa de la violación de nuestros derechos humanos, específicamente,  durante el período de julio a noviembre de 2012 cuando realizamos una manifestación pacífica en tierras ejidales a las afueras de la mina La Platosa.

Entre los hechos más indignantes que encontramos en el Informe podemos mencionar:

  • Que la Embajada estaba dispuesta a espiar a pobladores, a presionar a oficiales del Estado a favor de la empresa y que estimó pertinente el uso de métodos represivos contra la manifestación pacífica del ejido La Sierrita con el propósito de garantizar la operación continua de la mina de Excellon.
  • Que la embajadora de Canadá en México, Sara Hradecky, ordenó a sus subordinados utilizar una reunión con nosotros y nuestros representantes, el Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC), con el objetivo de recopilar información útil para la empresa en lugar de atender nuestros legítimos alegatos en cuanto a las violaciones a los derechos humanos perpetradas por Excellon.
  • Que el intento de desalojo de nuestra manifestación pacífica por parte de alrededor de 100  elementos de seguridad federal, estatal y municipal se realizó con el conocimiento y la anuencia de la Embajada canadiense, la cual un mes antes tuvo conocimiento de que la Secretaría de Gobernación había expresado “hay que retirar el bloqueo; ya sea por la fuerza, o por la negociación”[1].
  • Que, tras el desmantelamiento violento de nuestro plantón pacífico el 24 de octubre de 2012 y como una muestra de la relación colaborativa entre Excellon y la Embajada, Wayne Robson, Delegado Comercial de la Embajada, envió un correo electrónico a Brendan Cahill felicitándolo por su nombramiento como Presidente de Excellon. En la comunicación, el Delegado expresó: “Esperamos continuar trabajando con usted en el próximo año"[2].

Es importante mencionar que el apoyo incondicional brindado a la empresa fue particularmente injusto e irrazonable considerando nuestra constante apertura al diálogo en contraste a la repetida falta de voluntad de la empresa de revisar los diversos incumplimientos del Contrato de Ocupación Temporal de nuestras tierras. Asimismo, confiamos en que la Embajada de Canadá estará en la disposición de construir una relación con nosotros y nosotras basada en el respeto a nuestros derechos humanos.

Finalmente, queremos expresar que, pese a la desigualdad de condiciones en las que hemos defendido nuestros derechos humanos, el 23 de enero de este año nos fue notificada una resolución en la que se libera el pago total a favor del ejido La Sierrita por concepto de la renta de nuestras tierras a la minera Excellon. La resolución representa un importante avance en el ejercicio del acceso a la justicia de comunidades agrarias e indígenas que defendemos nuestros derechos humanos ante las violaciones realizadas por empresas trasnacionales.

ATENTAMENTE

COMISARIADO EJIDAL DE LA SIERRITA

[1] Alerta Minera Canadá y United Steelworkers; “Las entrañas de la complicidad canadiense: Excellon Resources, la Embajada de Canadá, y la violación de los derechos laborales y territoriales en Durango, México”; febrero de 2015; p. 6
[2] Íbid; p. 11.