Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Acción urgente: Campaña contra minera de oro Pascua Lama de Barrick Gold y remoción de glaciares en la alta cordillera de Los Andes

Jamie Kneen Communications and Outreach Coordinator responsible for: strategic research, social media, and public engagement; our Africa program, environmental assessment, and uranium mining.

Apoya la campaña de la comunidad del Valle del Huasco en el norte de Chile enviando correos electrónicos (ver texto abajo) a:
Presidencia de la Republica de Chile opinion(at)presidencia.cl
y también a la cámara de senadores y diputados a: presenst(at)senado.cl, presicam(at)congreso.cl

Esta campaña termina el 6 de enero del 2005.

En el norte de Chile "Se trasladarían glaciares para permitir minería de oro"

Luego de una visita de parlamentarios chilenos Hortwar y Prokcuriza al sitio donde Barrick Gold pretende explotar un yacimiento de oro, ambos parlamentarios avalaron el traslado de glaciares cordilleranos para dar paso a la explotación minera en el nacimiento de ríos que bañan el fertil valle del Huasco. Entre otras substancias, la empresa utilizará grandes cantidades de cianuro que trasportara por sinuosos caminos hacia la alta montaña bordeando los ríos que hacen posible la agricultura.

Las comunidades del Valle del Huasco saben que la minería produce contaminación y que los accidentes son reiterados por lo que se oponen a sacrificar un fértil valle agrícola por la pesadilla que significará la minería de oro. Los glaciares son un preciado patrimonio del valle y sustentan el ecosistema de la alta montaña y de todo el valle por lo que las comunidades los consideran intocables.

OLCA (Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales), Santiago, Chile, Diciembre del 2004

Carta abierta de las comunidades del Valle del Huasco al Presidente de la Republica de Chile, su Excelencia Sr. Ricardo Lagos Escobar, parlamentarios y autoridades regionales y nacionales.

Somos vecinos, vecinas, pobladores y pobladoras del valle del Huasco, tercera región, de diversas tendencias políticas, religiosas, culturales y étnica, afectados y afectadas por la actividad minera en la alta cordillera.

Consideramos que los riesgos que la actividad minera implica, se oponen al desarrollo económico, social, cultural y ambiental sustentable del valle, sus habitantes y sus actividades tradicionales.

Las amenazas al ecosistema, a la vida y a la proyección de las comunidades presentes y futuras del valle nos lleva a rechazar con determinación toda actividad minera demostradamente incompatible con la agricultura, la salud de la población, la calidad de las aguas y la conservación de los ecosistemas en el mediano y largo plazo.

Somos un valle agrícola demostradamente viable, económicamente rentable y con futuro para su población. Esta sustentabilidad la defenderemos contra las agresiones de actividades que atenten contra el valle y su gente.

Sr. Presidente, le reiteramos una vez más, luego que usted adquiriera compromisos con nosotros, que el aire que respiramos, el agua que bebemos y la tierra que cultivamos vale más que el oro que quieren llevarse las trasnacionales Barrick Gold, Noranda y las que luego detrás de ellas también querrán venir a enriquecerse al paraíso minero chileno.

No descansaremos hasta que la seguridad de nuestro valle y nuestra gente este garantizada y velaremos para que así sea. El pueblo lo eligió a usted para que garantizara los intereses de los ya las habitantes de Chile y no para beneficio de las transnacionales mineras extranjeras. Nuestro interés es proteger y mantener el valle. Sr. presidente, respételo, promuévalo y garantícelo.

No olvide que el Estado ha invertido en infraestructura de riego, (embalse Santa Juana que además deberemos pagar los agricultores) capacitación y tecnología para la agricultura (INDAP – el Instituto nacional de desarrollo agropecuario, INIA – el Instituto nacional de investigación agraria, y la Ley de Riego). Ello ha traído bienestar, trabajo y esperanza. Pagamos nuestro impuestos y contribuimos al crecimiento del país, no destruya lo logrado y potencie nuestro desarrollo.

La minería en las cabeceras de cuenca contaminará nuestras aguas, destruirá nuestros preciados glaciares y el tratado minero con Argentina intenta atarnos de manos. Ya no podremos exportar nuestros productos y los acuerdos comerciales no nos servirán para promover el fruto de nuestro trabajo.

El nombre de Chile que con esfuerzo se da a conocer en el extranjero se perjudicará con la destrucción de nuestro valle.

Nosotros y nuestras futuras generaciones necesitamos que usted Sr. presidente y ustedes autoridades asuman con ética y responsabilidad el mandato recibido.

Nos mantendremos alerta y movilizados, ejerciendo la democracia y la participación. No permitiremos que nuestra vida y nuestro valle sufra las consecuencias de malas gestiones políticas y el abuso de las empresas mineras que a cualquier precio quieren acrecentar sus ganancias a costa de nuestros ecosistemas y de nuestros habitantes.

FIRMAN:
Comunidades del Valle del Huasco
Asociaciones de Agricultores
Comunidades Cristianas de Base
Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales
Asociaciones de Regantes

Alto del Carmen, 28 de noviembre del 2004