CNOC logo
Entrada de blog

Declaración de la la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC)

5ª Calle 1-61 Zona 1
Tel.: 2202957 Fax: 2303196
E-mail: [email protected]

A la opinión pública nacional e internacional:

REPUDIAMOS LA MUERTE DE DOS CAMPESINOS EN LOS ENCUENTROS, SOLOLÁ Y RESPALDAMOS EL RECHAZO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS A LA EXPLOTACIÓN MINERA EN EL OCCIDENTE DEL PAIS.

La CNOC como instancia que representa los intereses de los pueblos indígenas y campesinos en Guatemala, lamenta la muerte de Raúl Castro Bocel y Miguel Tzorín Tuy, campesinos que fueron asesinados hoy por la fuerza pública al oponerse al paso de una maquinaria que usará la empresa Cropa Panalpina en la explotación de minas en el occidente del país.

Los engaños de las empresas transnacionales que con pretextos asombrosos quieren destruir una pasarela comunitaria para trasladar sus equipos, provocó la ira y el rechazo de los comunitarios que fueron refutadas por agentes de la Policía Nacional Civil y elementos del Ejército en los Encuentros, Sololá, dejando como saldo la muerte de dos personas.

La organización de la población en Los Encuentros para rechazar la explotación natural tiene fundamentos:
1. La concesión minera en Sololá o en otros departamentos del occidente no beneficiará en nada a los pueblos Indígenas.
2. Que por intereses de grupos económicos no debe destruirse obras comunitarias, como la pasarela de Los Encuentros, Sololá.
3. El Tema de la explotación Minera en Guatemala, nunca fue consultada a las comunidades rurales por el gobierno central.

Ante ésta situación, el traslado de dichas maquinarias hacia el departamento de San Marcos servirá para saquear las riquezas naturales sin el consentimiento de los habitantes, por ello, la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas CNOC, se suma al rechazo de la explotación minera que el gobierno de Oscar Berger ha impulsado durante los 12 meses de su mandato, considerando que ésta decisión política no beneficiará en nada a las comunidades rurales, más sólo enriquecerá a las empresas nacionales y transnacionales en detrimento de las comunidades.

La destrucción de la riqueza natural en Guatemala no ha sido respetada por las autoridades gubernamentales, demostradas mediante el incumplimiento de leyes nacionales y tratados internacionales como el Convenio 169 que protege a los Pueblos Indígenas a nivel mundial. Por aparte, las autoridades de Energía y Minas no han logrado consensos sobre la viabilidad o no del tema, lo que deja en manifiesto ciertos intereses económicos a favor de sectores interesados del país.

Guatemala, 11 de enero de 2005.