Una Ofensa a los Pueblos Indígenas: Una crítica de la Caja de Herramientas Informativas sobre la Minería para Comunidades Indígenas

Jamie Kneen Communications and Outreach Coordinator responsible for: strategic research, social media, and public engagement; our Africa program, environmental assessment, and uranium mining.

Asociaciones de la industria minera – la Asociación de Cateadores y Exploradores Mineros de Canadá (PDAC), la Asociación Minera de Canadá (MAC) y la Asociación Minera Indígena de Canadá (CAMA) – y el Ministerio Recursos Naturales Canadá (NRCan) – han elaborado y publicado una “Caja de Herramientas sobre la Minería para Pueblos Indígenas”* (en inglés, Aboriginal Mining Toolkit), la cual han estado promoviendo intensamente desde su publicación en septiembre del 2006.

Varias organizaciones indígenas y ambientales nos han pedido proveer una crítica de la Caja de Herramientas.

Aunque proporciona un manual sobre las actividades en las etapas de exploración, desarrollo, operación y cierre, la publicación:

  • le quita importancia a los impactos ambientales, sociales y culturales de la minería en los gobiernos y comunidades indígenas;
  • omite toda discusión sobre la relación entre estacar las concesiones mineras (reclamos mineros) y la exploración minera, y los Derechos y Títulos Indígenas;
  • no provee ni recursos, ni enlaces, ni una bibliografía para personas y organizaciones indígenas.

Es una ofensa a los Pueblos Indígenas quienes están luchando para ocuparse de los impactos y asuntos mineros en sus territorios.

Algunos ejemplos:

Estacando reclamos mineros y los Derechos y Títulos Indígenas. Se establece una participación externa en territorio tradicional indígena en el momento en que se estaca un reclamo minero. En Colombia Británica, en el oeste de Canadá, cualquier persona puede hacerlo por internet. En la mayoría de las jurisdicciones, los cateadores aún tienen que ir al sitio, colocar estacas ubicando su reclamo, y registrarlo. La Sección 35 de la Constitución canadiense, tal como se interpreta en los casos legales Delgamuukw, Haida-Taku, Mikisew, y Musqueam, requiere que la Corona (representado por el gobierno de Canadá) consulte con los Pueblos Indígenas y acomode ajustes a sus intereses antes de que se crea esa participación externa. En Ontario, Kitchenuhmaykoosib Inninuwug ha llevado a juicio a la Corona, sosteniendo que la ley minera en Ontario es inconstitucional. Para cualquier Pueblo Indígena que enfrenta un interés minero en su territorio, el conocimiento de ese conflicto es crucial para la afirmación de los derechos y títulos. El proceso de estacar reclamos mineros ni tan siquiera se menciona en la Caja de Herramientas.

Exploración – Impactos ambientales. Esta sección se lee como una publicidad para la Asociación de Cateadores y Exploradores Mineros de Canadá (PDAC), haciendo declaraciones como “los cateadores entienden que tienen que respetar los derechos de otros, operar de forma segura, y cuidar de no dañar ni la fauna, ni la tierra, ni el agua.”* Muchos Pueblos Indígenas han enfrentado derrames de combustible, daños a las áreas de desove de los peces, calles y caminos atravesando el bosque, zanjas y perforaciones no recuperadas, y basura abandonada que atrae osos y otros animales. La Caja de Herramientas expresa que se puedan mitigar esos impactos, pero no dice nada sobre qué puedan hacer las comunidades si no se mitiguen. Sin duda, las comunidades enfrentando la exploración minera necesitan consejos sobre cómo manejar los “malos elementos” y no aseveraciones que no existen.

Exploración – Impactos sociales. Esa sección indica que puedan haber problemas con “desconocidos en la comunidad”* quienes podrían “empeorar problemas sociales existentes”* y aconseja que la comunidad “ofrezca formación de conciencia cultural.”* Si los desconocidos son racistas o narcotraficantes o violentos – una situación que enfrentan muchas comunidades ante una ola de exploración – no es para nada una solución.

Exploración – la experiencia de consulta de la Talisman. El ejemplo ofrecido es un modelo de una empresa consultora propiedad de Indígenas. No es típica en cuanto a las empresas de exploración con las cuales la mayoría de los Pueblos Indígenas tienen que tratar. El ejemplo de la Talisman pertenece en una publicación de la PDAC dirigida a las empresas de exploración, y no en una Caja de Herramientas que se supone ayuda a las comunidades indígenas ocuparse de la minería de una manera realista.

Desarrollo de la Mina – Estudios de factibilidad. La Caja de Herramientas ni siquiera menciona que casi todos los estudios de factibilidad mineros son considerados como documentación privilegiada por parte de la empresa y no son disponibles para las comunidades indígenas que tendrán que vivir con los impactos.

Desarrollo de la Mina – Evaluación de Impacto Ambiental y Permisos. No se dice casi nada sobre cómo los gobiernos indígenas puedan utilizar los procesos de evaluación de impacto ambiental y permisos para cuestionar o mejorar un plan minero. Tampoco se proveen enlaces o recursos informativos sobre lugares donde eso se ha hecho. La impresión que se da es que todos los impactos pueden ser y serán mitigados. No se menciona el rol de la Provincia en la evaluación de impacto ambiental. Si una comunidad cualquiera se involucre seriamente en el desarrollo de una mina, tendría que conocer todos los aspectos, pero solo se da a conocer un lado en la Caja de Herramientas.

Desarrollo de la Mina – Oportunidades económicas. No hay nada en la Caja de Herramientas sobre las dificultades involucradas en negociar un Acuerdo Impacto Beneficio, ni tampoco se hace referencia a recursos informativos como “Dándole con todo” (un estudio realizado por el Instituto Norte Sur) que ayudarían a las comunidades negociar con mayor eficacia. El ejemplo de Musselwhite no dice nada sobre los problemas que ha estado enfrentando la comunidad en cuanto a los ingresos que acordaron aceptar, los recursos adecuados para el monitoreo ambiental, y el fracaso de la estrategia de empleo. Los únicos enlaces son para sitios web de empresas.

Desarrollo de la Mina – Impactos ambientales. Otra vez, la Caja de Herramientas supone que todos los impactos puedan ser mitigados y tratados, pero no ofrece consejos cuando eso no funciona. Tampoco dice nada sobre todos los lugares donde ha fracasado pesimamente.

Operación de la Mina – Oportunidades de Empleo. La Caja de Herramientas no dice nada sobre los desafíos al trabajo indígena en la industria, pintando un cuadro bien halagüeño. No se ofrece ningún consejo para situaciones en las cuales las empresas requieren como mínimo la finalización de la escuela secundaria, o donde el racismo en el campamento minero socava el interés indígena en los empleos, o donde los gastos sociales de las operaciones accesibles únicamente por avionetas empiezan a destrozar la comunidad. También, la Caja de Herramientas simplifica excesivamente las dificultades involucradas en el intento de establecer negocios que puedan lograr contratos con la mina.

Operación de la Mina – El ejemplo Diavik. El proceso de negociación entre los cinco Pueblos Indígenas involucrados y la empresa fue muy difícil, tomó mucho tiempo, fue complicado y aún lo es. No hay nada en la Caja de Herramientas que podría ayudar que otras comunidades encuentren los recursos para asumirlo de manera eficaz. Los Pueblos Indígenas involucrados tenían una posición financiera y política mucho mejor que otros en áreas de tratados más antiguos en Canadá, aunque siempre estaban en desventaja. No obstante, no hay referencia ninguna a nada de eso en el ejemplo. El único contacto para mayor información es la empresa.

Cierre de la Mina. Esa sección repite comentarios como “La minería es el uso temporal de la tierra”* y “Áreas afectadas por la actividad minera deben volverse ecosistemas viables y sostenibles que son compatibles con un ambiente sano y con las actividades humanas.”* No hace nada para explicar a las comunidades cómo ocuparse de planes de cierre que no funcionan, ni de fianzas de recuperación insuficientes, ni de las actividades de recuperación que no se ocupan de problemas a largo plazo. Para cualquier comunidad o gobierno indígena que enfrenta la realidad del cierre de una mina grande que genera drenaje ácida o que tiene un derrame de colas, no se reconoce, ni se da consejo, ni tampoco se provee recursos para mayor información.

Cierre de la Mina – El ejemplo Polaris. El uso de un ejemplo de Nunavut, un territorio donde los Inuit controlan el gobierno y tienen poder para hacer valer sus necesidades, no corresponde ni es apropiado para la mayoría de gobiernos y comunidades indígenas en Canadá, quienes tienen que luchar para cada centímetro de poder que obtengan.

* Todas estas citaciones son traducciones no oficiales desde el documento original Aboriginal Mining Toolkit en ingles.