Entrada de blog

Acuerdo de First Quantum Minerals con Panamá suscita serias preocupaciones ambientales y culturales entre organizaciones de la sociedad civil

Viviana Herrera

Interim Latin America Program Coordinator

La semana pasada, la Unión Campesina Panameña (UCP) y la agrupación Panamá Vale Más Sin Minería se manifestaron públicamente a través de dos comunicados denunciando que el gobierno panameño había renegociado un contrato con la empresa First Quantum Minerals con sede en Vancouver para explotar su mina de cobre a cielo abierto Cobre Panamá.

First Quantum Minerals es la única empresa con una mina en operación en el país.  En 2018, la Corte Suprema de Panamá determinó que la concesión minera de la empresa era inconstitucional. No obstante, la decisión judicial no se publicó hasta finales de diciembre de 2021 dejando un vacío legal que permitió al gobierno nacional renegociar el contrato "con el objetivo de asegurar una mayor participación en los ingresos de la mina de 6.500 millones de dólares." Sin embargo, como señala la UCP, "Ni limosnas ni regalías, resolverán la grave crisis económica, social y ambiental que vive el país."

Las dos coaliciones de la sociedad civil denuncian falta de transparencia en la renegociación del contrato dado que el pueblo panameño se enteró al respecto “a través de los medios de comunicación" irrespetando así la voz de la población que ya dijo no a la minería. El año pasado la prensa nacional publicó una encuesta que reveló que alrededor del 60% de la población rechazaba la explotación minera.

El comunicado de la UCP denuncia además la falta de información ya que "nadie conoce el verdadero contenido de lo que se ha negociado, o mejor dicho lo que la empresa minera nos ha impuesto a través del Partido Revolucionario Democrático (PRD) y el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (MOLIRENA)." Otros aspectos que preocupan a la población son la vulneración de los derechos laborales, los daños culturales y la destrucción del medio ambiente, por ejemplo, el reciente derrame en la mina contaminando ríos y ecosistemas aledaños.

La mina Cobre Panamá está ubicada en su mayor parte dentro del área protegida de Donoso, dentro del Corredor Biológico Mesoamericano, en la provincia de Colón y a 120 kilómetros al oeste de Ciudad de Panamá. El comunicado de Panamá Vale Más Sin Minería expresa una gran preocupación por el daño irreparable que el proyecto podría causar a este corredor: “El nuevo contrato continúa desconociendo por completo la inmensa riqueza natural y cultural que se sigue destruyendo en un área protegida clave para la conectividad de la biodiversidad en toda la región, donde acumula 295 incidentes ambientales en los últimos tres años según los propios reportes de la empresa.”

La topografía de Panamá y su estrecho y mega diverso territorio, que incluye más de 500 ríos, lo convierten en un país extremadamente vulnerable a los colosales daños ambientales y sociales de la minería industrial.

Resistencia de las comunidades ante el impulso de la minería durante la pandemia

En mayo de 2021, el gobierno de Panamá anunció que la minería sería “uno de los pilares fundamentales del Plan Estratégico de Gobierno (PEG) 2019-2024, para impulsar la economía y generar los empleos que requiere el país” post COVID-19, argumentando que esta puede desarrollarse de manera sostenible. Este país centroamericano es uno de los muchos en América Latina que están promoviendo la minería ‘verde’ bajo la bandera de la recuperación económica post COVID-19 y de la minería para la transición energética, a pesar de las múltiples maneras en que esta actividad socava las estrategias de desarrollo verdaderamente sostenibles, como destaca un informe reciente de MiningWatch Canadá y el Atlas de Justicia Ambiental.

La articulación nacional Panamá Vale Más Sin Minería, que reúne una pluralidad de voces desde ecologistas, organizadores de movimientos sociales y educadores de todo el país, se formó en respuesta a esta presión extractiva para promover la minería metálica a cielo abierto durante la pandemia del COVID-19. Las comunidades afectadas por las actividades de explotación de Minera Panamá, filial de First Quantum, en la provincia de Coclé, se organizaron para responder al plan del gobierno de ampliar la minería en la provincia. Miles de personas participaron en marchas por todo el país para denunciar los peligros de la minería y la falta de participación ciudadana en el proceso de toma de decisiones en torno a las políticas y decisiones relacionadas a la minería.

Lea la declaración de Panamá Vale Más Sin Minería aquí.

Lea la declaración de la Unión Campesina de Panamá (UCP) aquí.