Entrada de blog

Un año después de voto en defensa del agua frente a la minería en Cuenca, Ecuador, la población exige que se respete su decisión

Viviana Herrera

Interim Latin America Program Coordinator

Esta semana se cumple un año de la consulta en Cuenca, sur del Ecuador, que le dijo “SI” a la defensa del agua y de los páramos y No a la minería metálica. En aquel momento, la empresa canadiense INV Metals intentaba avanzar su proyecto de oro-cobre-plata Loma Larga. Un proyecto minero que de llevarse a cabo afectará dramáticamente los páramos y las fuentes de agua del páramo de Kimsakocha, un ecosistema frágil que abastece de agua para uso doméstico y de riego a numerosas comunidades indígenas y comunidades rurales y urbanas de Cuenca. En el término de un año, un nuevo presidente llegó al poder, y una nueva empresa canadiense adquirió el proyecto. No obstante, algo permanece como una constante: la población sigue firme en su oposición en contra de la minería y organizándose para la defensa del agua.

Dundee Precious Metals se jacta de no respetar el derecho de las comunidades a decir "no" a su mina

Es claro que cuando Dundee Precious Metals, con sede en Toronto, adquirió INV Metals y su único proyecto de Loma Larga en julio de 2021 --- cuatro meses después de la consulta--- la empresa era consciente de la fuerte oposición local hacia el proyecto. Pese a esto, la empresa siguió adelante con la transacción, y ahora sigue los pasos de INV Metals al decir que no respetará los resultados de la consulta que prohíbe las “actividades mineras en las zonas de recarga hídrica de los ríos Tomebamba, Tarqui, Yanuncay, Machángara y Norcay”.
 
El vicepresidente de Sostenibilidad y Asuntos Externos de Dundee ha manifestado que “la consulta pública de Cuenca no tiene un impacto sobre los proyectos previos, ya está esto muy claro desde la decisión constitucional, de modo que el desarrollo del proyecto no es impactado desde la perspectiva legal de la consulta pública”.
 
Cuando se le preguntó a la ex-directora ejecutiva de INV Metals sobre la capacidad de Dundee para llevar a cabo el desarrollo de la mina de Loma Larga, dada la larga y fuerte oposición al proyecto, ella destacó que Dundee tiene experiencia desarrollando proyectos "en los que el sentimiento anti-minero podría ser importante". 

Como dice el colectivo Yasunidos Guapondelig, "#CuencaYaDijoNo. Nadie puede "PISOTEAR" nuestra decisión: Agua para Cuenca, ¡NO para las mineras!".
 
Lobby minero canadiense en Ecuador

Pese al gran movimiento social en contra de los planes del gobierno nacional de abrir las puertas a las inversiones mineras, los funcionarios de la embajada canadiense siguen promoviendo activamente los intereses de sus firmas mineras en el país sudamericano.
 
Por otra parte, tal como lo anticiparon algunas empresas mineras canadienses, el gobierno del presidente Guillermo Lasso “es un gobierno amigable con las inversiones internacionales”, pese a sus promesas de campaña de proteger la biodiversidad. El presidente, que se ha reunido con los directores ejecutivos de las empresas mineras canadienses Solaris y Lumina, aprovechó sus primeros 100 días de gobierno para promulgar los controvertidos Decretos Ejecutivos 95 (petróleo y gas) y 151 (decreto minero). Los decretos pretenden ampliar la extracción de recursos en ecosistemas frágiles con el pretexto de la reactivación económica post COVID-19, una decisión que desató una serie de protestas nacionales en octubre.
 
#CuencaYaDecidió

En este contexto, los residentes de Cuenca le recordaron esta semana al gobierno ecuatoriano y a las empresas mineras el voto abrumador a favor del agua del 2021. Ecuatorianas y ecuatorianos de todo el país compartieron mensajes de apoyo como "#CuencaYaDecidió", #NoSomosDistritoMinero, "#SinPáramosNoHayAgua" y "#KimsakochaNoSeExplota" para exigir que se respeten los resultados de la consulta.
 
Como puntualiza Yasunidos Guapondelig "A un año del mandato cuencano, consideramos necesario recalcar que el pronunciamiento popular efectuado en una Consulta es de obligatorio e inmediato cumplimiento, según lo dispone la Constitución en su artículo 106”.

El pueblo de Cuenca dice que sus páramos no serán sacrificados para el sector minero. MiningWatch Canadá insta a las empresas canadienses, incluida Dundee Precious Minerals (DPM), y al gobierno ecuatoriano y canadiense a respetar los resultados de la consulta en Cuenca.

Para más información o para concertar entrevistas con organizaciones locales, póngase en contacto con Viviana Herrera Vargas, [email protected] 

Le invitamos a leer el comunicado de Yasunidos Guapondelig a continuación:

#CuencaYaDecidió
PRIMER AÑO DE LA CONSULTA POR EL AGUA DE CUENCA
Conmemoramos la manifestación de la voluntad soberana y democrática por la defensa del agua de Cuenca.
 
Este 7 de febrero, se cumple un año del triunfo del agua en Cuenca, cuando el 80,04% de votantes en la Consulta Popular le dijo Sí a la prohibición de actividades mineras en las zonas de recarga hídrica de los ríos Tomebamba, Tarqui, Yanuncay, Machángara y Norcay.
 
Constituye un hito histórico en nuestro país, como expresión de la democracia directa establecida constitucionalmente, para la protección de los páramos y fuentes de agua con base en una propuesta de colectivos sociales acogida por el Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) de Cuenca. Se abre así la puerta a iniciativas en otras localidades, reivindicando el derecho de las comunidades urbanas y rurales a decidir sobre temas sustanciales que afectan nuestras vidas y las de los ecosistemas.
 
Como resultado de la Consulta Popular, se ha incluido la protección de las cuencas hidrográficas en el PDOT (Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial) y PUGS (Plan de Uso y Gestión del Suelo) de Cuenca, y mediante Acuerdo N° MAATE-2021-077 el Ministerio del Ambiente aprobó la delimitación de las zonas de recarga hídrica materia de la Consulta (aunque con retraso).
 
En ese mismo periodo, sin embargo, las empresas mineras no han cesado en su asedio a las comunidades, persisten en su intención perversa de explotación minera en nuestros páramos, avanzan cons sus gestiones en organismos gubernamentales y buscan legitimar su presencia bajo el lema de la supuesta “responsabilidad social y ambiental” y de un “progreso” jamás conocido en zonas de explotación minera en el planeta.
 
Por su parte, el Gobierno lanza un agresivo plan para convertir al país en un país megaminero, contrariando su posicionamiento inicial de respetar los páramos y la Consulta Popular.
 
A un año del mandato cuencano, consideramos necesario recalcar que el pronunciamiento popular efectuado en una Consulta es de obligatorio e inmediato cumplimiento, según lo dispone la Constitución en su artículo 106. Por lo tanto, les corresponde a los GAD y Ministerios garantizar que se respete nuestra decisión democrática.
 
El Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE), por tanto, debe inhibirse de conceder licencias para actividad minera en las zonas de recarga hídrica de los ríos Yanuncay, Tomebamba, Tarqui, Machángara y Norcay. Por otra parte, debe ejercer el control correspondiente para proteger los páramos y fuentes de agua.
 
La Municipalidad de Cuenca, por su lado, además de incluir la prohibición de la explotación minera en las zonas de recarga hídrica en el PDOT y el PUGS, debe realizar el control de esta prohibición a través de la Dirección de Control Municipal, la Comisión de Gestión Ambiental y Empresa Pública Municipal de Telecomunicaciones, Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Cuenca (ETAPA EP), de acuerdo a sus competencias.

No permitiremos que se haga tabla rasa de nuestras decisiones, los resultados de la Consulta Popular son inamovibles. No aceptaremos triquiñuelas del gobierno y las mineras. Nos asiste la razón, la justicia y la verdad.
 
¡Cuenca ya decidió, exigimos nos respeten!
¡Fuera mineras de nuestros páramos!