Entrada de blog

Comunidades de Gualel, en el Sur de Ecuador, presentan Acción de Protección para proteger los páramos de Fierro Urco de la minería (canadiense)

Viviana Herrera

Interim Latin America Program Coordinator

Hace un mes, el 4 de febrero del 2022, cientos de personas – muchas de las cuales llegaron a tempranas horas de la mañana de los páramos de Fierro Urco – salieron a las calles en el municipio de Loja para manifestarse en “contra de la mega-minería en sus páramos. La población marchó para pedir una acción de protección a favor de Fierro Urco con carteles como “Fierro Urco No Se Toca”, “nuestra agua es mucho más importante que la minería”, y ¡Fuera Cornerstone, Salazar Resources, Adventus, SolGold y Guayacan Gold!”

Hoy, viernes 4 de marzo, hay una audiencia en la corte provincial de Loja para evaluar la Acción de Protección que está siendo presentada por la población rural, indígena y urbana de Loja y de Fierro Urco. Actualmente un grupo grande de comunidades campesinas e indígenas del páramo están llegando a la corte para reiterar que su demanda constitucional sea aceptada por la corte.

FIERRO URCO: LA ESTRELLA HÍDRICA

Los páramos de Fierro Urco son ecosistemas frágiles que se encuentran a 3.700 mt sobre el nivel del mar en la cordillera Sur compartida por las provincias de Loja y El Oro al sur del país. Como lo nota AIDA, los páramos “cumplen funciones de mitigación y adaptación al cambio climático importantísimas; la concentración de materia orgánica en los suelos de los páramos permite almacenar carbono en mayor proporción que en otros ecosistemas.”

Los páramo de Fierro Urco produce agua dando origen a los ríos Guayabal, Santiago, Tenta, Ambocas, San Luis y varias subcuencas, de ahí que se conozca como la Estrella Hídrica del Sur. Asimismo, y como lo explica el biólogo ecuatoriano Patricio Meza, “es hábitat de especies endémicas como la rana de lluvia Tiktik y el colibrí estrellita de garganta azul… Asimismo es el hábitat de una población importante de cóndores de todo el país.”

Por consiguiente, poblaciones campesinas e indígenas de Gualel que habitan a proximidad de los páramos así como otras poblaciones aledañas están preocupados por las concesiones mineras que ahí se asientan y el impacto que pueden tener en la producción y consumo de agua, en sus cultivos (seguridad alimentaria) y en actividades de agricultura, ganadería, producción de quesos que surten a la provincia de Loja.

A esto se suma el daño al tejido social que las mineras presentes en el territorio ya han causado entre las familias y comunidades y la criminalización que han sufrido por defender sus derechos.  Uno de los hechos que todavía conmociona a la población es el ocurrido en octubre del 2020, cuando 14 dirigentes comunitarios, entre ellas dos personas de la tercera edad “fueron acusados de presunto delito flagrante por ataque, resistencia y daño al bien ajeno” por intentar “detener (pacíficamente) el avance de la minería” en su territorio.

ACCION DE PROTECCIÓN

La acción jurídica fue presentada por 38 residentes de Gualel al juez/jueza de garantías jurisdiccionales del cantón de Loja. En la acción legal se denuncia que se han vulnerado los siguientes cuatro derechos fundamentales:

(i) Derecho a la consulta ambiental y a la seguridad jurídica

La acción de protección resalta que la consulta ambiental que se realizó en las comunidades fue más bien una “socialización” y  fue basada en dádivas.  “Las empresas mineras realizaron reuniones informales con la comunidad con el objetivo de reunir firmas y usarlas como firmas de respaldo a la presencia de las empresas mineras, frente a autoridades gubernamentales”. La acción también señala que en el contexto de pandemia por el COVID-19,  “Las firmas se obtuvieron entregando raciones de alimentos u otras prebendas, pero no dentro de un proceso de consulta”. Además, se resalta que tal y como lo informa un informe de la Alianza Ecuatoriana de Organizaciones de Derechos Humanos del 2021 --                    

“En el marco de la crisis sanitaria del COVID-19, las empresas mineras aprovecharon para lograr posicionarse en la parte baja y sur de la Cordillera de Fierro Urco, específicamente en la parroquia noroccidental de Gualel, en la provincia de Loja. Esto generó una espiral de violencia que desembocó en la criminalización a los defensores del agua de Gualel. Esta población enfrenta la presencia de al menos tres empresas mineras: Guayacán Gold, Sol Gold y Cornerstone. La empresa que más tensiones ha generado es Guayacán Gold, subsidiaria de la canadiense Salazar Resources.         Durante el 2020, las transnacionales mineras encontraron la oportunidad para posicionarse e ingresar en el territorio campesino a ofrecer kits alimenticios y de salud, con excusa de la emergencia sanitaria.”

(ii) Derechos de la Naturaleza, en concreto del ecosistema páramo 

En referencia a este derecho la acción indica que,                     

“Dentro de la Estrella Hídrica de Fierro Urco, el ecosistema predominante es el páramo, también existen otros ecosistemas como humedales y bosques andinos cuya relación con las fuentes de agua es de vital importancia para el consumo humano y riego, para garantizar la soberanía alimentaria y la permanencia del caudal ecológico”.

Y resalta que,

“Existe un (i) alto nivel de riesgos potenciales irreversibles y daños graves a nivel ecosistémico, geológico e hidrológico a raíz de las actividades circundantes a la minería y a la misma extracción minera. Existe, tras la actividad minera, los “impactos a perpetuidad” que se diferencian de aquellos a “largo plazo” porque subsisten a pesar del paso de siglos, milenios o lapsos mayores. Esto es conocido como irreversibles a escala de tiempo humana. Estos impactos a perpetuidad derivados de la actividad minera en Fierro Urco, Loja, incidirán definitiva y negativamente en la funcionalidad de los ecosistemas, de los cuales dependen muchas especies que habitan la zona y desde luego, las personas que habitan en estas Comunidades….                        

La información con la que contó el Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAE) al momento de la emisión de los registros y licencias ambientales, por el propio funcionamiento de estos procesos administrativos, no evalúa de forma técnica y suficiente la biodiversidad e importancia geo-hidrológica del sector y no suple las obligaciones del Estado de aplicar el principio precautorio conforme los artículos 73, 396 y 406 de la Constitución.     Todo esto constituye una clara vulneración del derecho a la Naturaleza y específicamente a la existencia de sus especies y ecosistemas, así como a la regeneración de sus ciclos, estructura, funciones y procesos evolutivos. Por lo tanto, con el objetivo de brindarle una protección integral, solicitamos a la justicia constitucional que reconozca a los páramos de Fierro Urco como ecosistema titular concreto de Derechos de la Naturaleza, para que puedan ser reparados integralmente conforme a criterios técnicos específicos”.    

(iii) Derecho humano a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado

La acción de protección recuerda en este sentido que,

“La Dirección de Planificación del Municipio de Loja, mediante Memorando N° ML-DP-2021-0235-M, realizó un diagnóstico estratégico de la situación de la Estrella Hídrica del Sur, a propósito de la Resolución “Loja libre de minería metálica” [del 2019], indicando que: Los problemas y daños generados por la actividad antrópica contribuye a la degradación de ecosistemas, por lo cual haciendo mención al cambio climático se debe tomar en cuenta obras de mitigación y adaptación, relacionado con los problemas de contaminación, que se derivan de la no aplicación de la normativa vigente, que permita la implementación de actividades compatibles con la sostenibilidad para garantizar la conservación de zonas de interés natural y recarga hídrica de los acuíferos que sirven para consumo humano y la producción sostenible, evitando daños por deforestación y remoción del suelo permitiendo implementar elementos de mitigación asociándolo a lluvias intensas.            

(...) En la parroquia Gualel el principal proveedor de servicios ecosistemas (aprovisionamiento, regulación, de soporte y cultural) es el Páramo con una extensión de 28,91% de la cobertura vegetal, mismo que almacena aproximadamente 602.566,41 toneladas de carbono en la biomasa; (...) Esta información permite fortalecer la importancia de establecer la “Estrella hídrica, como área protegida libre de minería metálica”.  Concluyendo que,                        

“Entonces, el otorgamiento inconsulto y arbitrario de concesiones encaminadas a la explotación y el aprovechamiento de minerales metálicos en un ecosistema tan extremadamente vulnerable como el páramo omitió considerar el estatus de protección otorgado por la Constitución a este ecosistema, así como los mandatos de conservación dentro de la gestión ambiental, resultando en una inobservancia del principio precautorio e intergeneracional y exponiendo a las ciudadanas y ciudadanos actuales y futuros de las parroquias afectadas a una vulneración de su derecho a un ambiente sano.”

(iv) Derecho humano al agua

La acción indica que,

“Las concesiones mineras autorizadas, comprometen directamente fuentes de acceso a agua, y juntas de aprovechamiento de agua, así como varios sistemas de riego de los que dependen actividades de agricultura y agricultura de subsistencia, afectando al derecho humano al agua, su acceso, al igual que otros derechos como la soberanía alimentaria y al consumo humano”.

Varios amicus fueron presentados en defensa de Fierro Urco, entre ellos por la Coordinadora de Organizaciones del Pueblo Kichwa Saraguro, el Observatorio Nacional Ciudadano y un asambleísta, demostrando el amplio apoyo que existe en la provincia para proteger los páramos, el agua y la vida.

Sin embargo, la audiencia que debería haberse realizado el 4 de febrero para dar inicio al tratamiento de la acción de protección fue suspendida sin mayor razón para hoy 4 de marzo - un mes después.  Algo que fue calificado por las y los defensores como “una acción de intimidación”.

COMPAÑIAS CANADIENSES AFECTADAS POR ESTA ACCIÓN DE PROTECCIÓN

Tres compañías mineras canadienses son afectadas por esta acción de protección: Cornerstone (CGP), Salazar Resources (SRLZF)  y Adventus Mining Corporation (ADZN.V) con sede en Ottawa, Vancouver  y Toronto respectivamente.

En enero de este año la empresa australiana Newcrest decidió retirar su financiamiento de Cornerstone para su proyecto, Caña Brava and Tioloma, en Fierro Urco, obligando a la empresa canadiense a anunciar que “pondrán el proyecto en espera hasta conseguir más financiamiento”. Cornerstone ​​ha tratado asegurar a sus inversores que “permanece optimista sobre los aun no comprobados potenciales geológicos del proyecto y que aprecia el fuerte soporte recibido por la Comunidad de Gualel”. Sin embargo, estas declaraciones, que buscan tranquilizar a sus inversionistas, no pueden estar más lejos de la verdad. Las movilizaciones dignas y de larga data del pueblo de Gualel– y la acción de protección– demuestran que este y los otros proyectos mineros no tienen ni tendrán licencia social.

Cabe resaltar que Cornerstone fue recientemente afectada por el fallo de la Corte Constitucional a favor de las comunidades de los bosques nubosos de los Cedros, quienes demandaron en el 2018  “al ministerio del Medio Ambiente por otorgar una concesión minera en un bosque protector” y vulnerar el derecho a la consulta ambiental y de los derechos de la naturaleza al poner en peligro un área tan frágil.

Las mineras canadienses están tratando de minimizar las repercusiones de tal fallo ante sus inversionistas. Marr-Johnson, director ejecutivo de Salazar Resources, aseveró que “la acción de protección de los Cedros es un caso aislado”. Sin embargo, como lo señala José Cueva del Observatorio Minero Ambiental y Social del Norte del Ecuador (OMASNE),  quien ha “en Fierro Urco se aplican todas las vulneraciones [por las cuales la Corte Constitucional falló a favor de la acción de protección de Los Cedros],  y por lo tanto, deberían de aceptar la acción de protección a favor de Fierro Urco también”.

En la provincia de Loja, las comunidades llevan defendiendo a los páramos desde el 2002. Como dice Luis Corral Fierro del Colectivo de Defensa del Agua y la Vida de Loja, “la acción es un recurso importante más en esta lucha en contra de la minería”.

MiningWatch Canadá se suma al llamado de la población de Gualel y espera que las empresas canadienses acaten el fallo de acción de protección y detengan sus trabajos en los paramos de Fierro Urco. 

Foto: red de movilizacion para proteger a Fiero Urco