Comunicado

COVID-19 en Perú: Empresa Minera Canadiense Pone en Riesgo Salud de Trabajadores y Comunidades

Source: 
Derechos Humanos Sin Fronteras (Cusco) - MiningWatch Canada

Nuevo reporte subraya la falta de transparencia y acción por parte de la empresa Hudbay frente al brote de COVID-19 en su mina Constancia, formando parte de un patrón de comportamiento.

Hallazgos del reporte

  • 21 trabajadores de la mina Constancia de la empresa minera canadiense Hudbay se han contagiado con COVID-19.   
  • Empresa no tomó las medidas necesarias para proteger a los trabajadores y la población en general, y no transparentó la información a las autoridades de salud pública a pesar de pretender ser “responsable”.
  • Casos positivos produce temor y significa una serie riesgo para las poblaciones locales originarias que ya sufren impactos económicos, ambientales y sociales de la operación minera.
  • Hechos forman parte de un patrón de afectación a los derechos humanos por parte de la empresa minera canadiense.

La organización peruana Derechos Humanos Sin Fronteras (DHSF-Cusco), en base a pronunciamientos locales de las comunidades afectadas por la operación minera Constancia de Hudbay, hicieron conocer en un reporte público las afectaciones al derecho a la salud y la vida de 21 trabajadores de la mina (según el reporte, la empresa tiene 744 trabajadores de planilla con un mayor número de tercerizados).

El 15 de marzo el estado peruano declaró un estado de emergencia sanitaria, sin embargo permitió que las empresa mineras por su carácter “estratégico” continúen trabajando de forma reducida. Así, el 20 de Marzo la empresa publicó que ellos, al acatar la decisión del gobierno, estaban reduciendo los labores a “cuidado y mantenimiento”.

Sin embargo, después de 45 días, se reporta un posible contagio del virus dentro de un turno de los trabajadores mineros, lo cual es negado por la empresa casi inmediatamente el 26 de abril: “en la en la actualidad no existen casos confirmados de COVID-19 en nuestra Unidad Minera Constancia. Ninguno”. Este pronunciamiento es desmentido por la Red de Salud de Chumbivilcas el día siguiente cuando se dio a conocer que la empresa había realizado pruebas y encontró 18 casos positivos (1 de los cuales era de un trabajador de Velile, comunidad originaria cercana).

“El hecho de que la empresa mintió sobre el posible brote no nos sorprende,” dijo Kirsten Francescone, coordinadora para América Latina de MiningWatch Canadá. “Hudbay tiene un historial pleno de violaciones a los derechos humanos a las poblaciones locales en sus minas en Guatemala y Perú. Su falta de respeto para las poblaciones afectadas por Constancia frente a esta pandemia global forma parte de un patrón de comportamiento histórico.

A pesar de estas confirmaciones y de tener toda una página dedicada al COVID-19, la empresa no ha sacado ni una nota de prensa a sus inversionistas sobre la brote en su mina. Las comunidades originarias y autoridades sanitarias locales expresan su preocupación sobre esta crisis sanitaria, por su propia vulnerabilidad. Ellos ya viven los impactos de las operaciones de Hudbay, que podría afectar aún más dado los precarios servicios de salud y la geográfica a servicios de salud especializados.

Las poblaciones locales en varios comunicados solicitan que las autoridades tomen las medidas necesarias para garantizarles el derecho a la salud, incluyendo: identificación y rápida atención de las personas que tuvieron contacto con los trabajadores locales infectados; un mayor esfuerzo de los servicios de salud para prevenir la propagación del virus; mayor transparencia sobre los procedimientos de Hudbay en el marco de la pandemia; supervisión de las autoridades de salud pública en la operación minera; y una investigación pública de la empresa por la violacion de la medidas sanitarias y poner en riesgo la salud de la población local.

Se puede encontrar el reporte de DHSF en su totalidad y con mayor detalle, aquí.

Contactos: