Comunicado

El pueblo Xinka de Guatemala y miles de personas a nivel internacional exigen respuestas de Pan American Silver

Source: 
Union of B.C Indian Chiefs – Xinka Parliament Guatemala – MiningWatch Canada – Earthworks – Students for Mining Justice (UBC)

Hoy, la empresa minera canadiense Pan American Silver realiza la reunión anual de accionistas en Vancouver, con un grupo privilegiado de la empresa y acceso limitado vía teléfono de los demás integrantes. Por ello, la comunidad Xinka guatemalteca, a pesar de la dificultad para ser escuchada, expone la división social que el proyecto minero ha sembrado en sus comunidades en el contexto de la pandemia global y plantea preguntas sobre la adquisición de la Mina El Escobal, que hasta el 2019 pertenecía a Tahoe Resources.

Entre sus diversas preguntas, la resistencia pacífica en contra de la mina El Escobal cuestiona: “Pan American dice que es diferente que Tahoe Resources, entonces ¿por qué está utilizando las mismas tácticas – como aprovechar un momento de crisis, en este caso COVID-19 – para recolectar firmas y números de identificación personal (DPI) de las personas que reciben víveres de la empresa, suponiendo que a futuro va a utilizar esta información para sugerir que hay apoyo para la mina?”

La mina Escobal ha sido suspendido por casi tres años, como resultado de la acción directa de la comunidad Xinka de Guatemala, quien logró la Sentencia Histórica con fecha 03 de septiembre de 2018, dentro del expediente 4785 – 2017, emitida por la Corte de Constitucionalidad de Guatemala (CC), la cual reconoció la existencia de habitantes Xinkas en la zona, por lo que establece que se agote el proceso de Consulta previo a la autorización de proyectos similares a Mina de Plata el Escobal.

Así mismo, la CC indico que el proyecto debía suspender sus funciones hasta que el Gobierno de Guatemala llevara a cabo una consulta Previa, Libre e Informada apegada a estándares internacionales, tal y como lo establece el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Hasta el momento, el proceso de consulta ha sido plagado por irregularidades y ha excluido la plena participación del pueblo Xinka.

La pandemia de COVID-19 no es la única crisis que estamos enfrentando. Por una década, comunidades afectadas por la mina El Escobal han luchado para proteger su salud de las actividades mineras. La corte guatemalteca, ordenó que Pan American Silver suspendiera sus operaciones durante la consulta, lo cual incluye relaciones comunitarias, ya que dan lugar a tensiones y conflicto. Pan American Silver debería obligar a sus empleados a quedarse en casa y dejar de tratar de comprar apoyo para la mina durante esta crisis sanitaria,” dice Luis Fernando García Monroy representante del Parlamento del Pueblo Xinka.

En sus informes de sustentabilidad, Pan American Silver se promociona diciendo que está “cultivando relaciones positivas” con las comunidades, pero hace caso omiso al hecho de que decenas de miles de Xinkas y sus vecinos ya han rechazado la minería en su territorio. Ante esto, representantes Xinkas tiene algunas preguntas más:

  • “Si Pan American Silver dice que respeta los derechos humanos, entonces ¿porque compró un proyecto que desde sus inicios ha violado y continúa violando nuestros derechos como comunidades Xinkas?”
  • “¿Por qué quiere imponernos el proyecto minero el Escobal, en comunidades, donde no lo queremos?”
  • “Si Pan American Silver en realidad quiere mostrar presencia positiva en las comunidades, ¿Se compromete a exigir al Estado de Guatemala el Derecho al Consentimiento Libre e Informado y a retirarse de nuestro territorio como lo hemos exigido el Pueblo Xinka?”

Pan American Silver debería presionar para que se lleve a cabo una consulta significativa con respeto para la autodeterminación del pueblo Xinka tal como está consagrado en la Declaración de las Naciones Unidas sobre lo Derechos de los Pueblos Indígenas y en cumplimiento de la sentencia de la Corte Constitucional de Guatemala. Somos testigos a las consecuencias en tiempo real a la salud y los derechos humanos por las empresas que están aprovechando la pandemia de COVID-19 para avanzar sus intereses y sus márgenes de ganancias, lo cual es inacceptable." comentó Kukpi7 Judy Wilson representante de la Unión de Jefes Indígenas de la provincia de Columbia Británica.

El respaldo internacional para la resistencia del pueblo Xinka en contra de la mina Escobal en el sur oriente de Guatemala y en solidaridad con su lucha para defender su tierra, agua y la salud comunitaria se refleja en la cantidad de cartas que fueron mandadas a Pan American Silver a tiempo para su reunión anual de accionistas. Hasta hoy, más que 7,000 cartas fueron enviados a la empresa Pan American Silver expresando su solidaridad con el pueblo Xinka y exigiendo que la empresa respete su auto-determinación y que emita una respuesta inmediata a sus preguntas.

Contactos:

  • Luis Fernando García Monroy, Parlamento Xinka de Guatemala, +502 3106 7101
  • Kukpi7 Judy Wilson – Secretaría y Tesorera, Unión de Jefes Indígenas de la provincia de Columbia Británica, 250-320-7738
  • Kirsten Francescone, Coordinadora del Programa con América Latina, Alerta Minera Canadá, [email protected], 437-345-9881
  • Ellen Moore, Coordinadora de Campañas Internacionales sobre la Minería, Earthworks, [email protected], 202-887-1872x128
  • Estudiantes para la Justicia en torno a la Minería, Universidad de Columbia Británica, [email protected], 604-997-3359