Comunicado

La Seguridad Ante Todo: Nuevo Informe Propone Lineamientos para Acabar con Desastres de Desechos Mineros

Source: 
Earthworks – MiningWatch Canada

Contactos:

Hoy un grupo internacional de 142 científicos, grupos comunitarios y ONGs de 24 países publicó una serie de lineamientos para el almacenamiento seguro de desechos mineros. Los lineamientos pretenden proteger comunidades y trabajadores de los riesgos presentados por las miles de instalaciones de almacenamiento de desechos mineros, las cuales están fallando con más frecuencia y con consecuencias más graves.

La Seguridad Ante Todo: Lineamientos para el Manejo Responsable de Relaves” afirma que el objetivo primordial del manejo de relaves debe ser daño cero para las personas y el medio ambiente, con cero tolerancia para las fatalidades humanas. El colapso trágico de una represa el año pasado en Brasil mató 270 personas y destruyó el pueblo de Brumadinho, y sucedió después de las fallas de las represas de la mina Mt. Polley en Canadá y la mina Samarco en Brasil, entre otros. Por todo el mundo, comunidades en las sombras de las represas grandes de relaves viven en un estado de miedo perpetuo.

Los lineamientos se difundan mientras la Revisión Mundial de Relaves (Global Tailings Review, en inglés), convocada por la asociación internacional de la industria minera, ICMM, inversionistas y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), prepara lanzar la primera Normal Global de Relaves “para el manejo más seguro de las instalaciones de resguardo de relaves” en los próximos días.

Las normas actuales de la industria, incluyendo el borrador de la Norma Global de Relaves hecho público en 2019, no alcanzan proteger comunidades y ecosistemas adecuadamente de fallas. La tendencia de tragedias de presas de relaves es consecuencia de permitir que las empresas mineras sacrifican la seguridad para reducir costos, controlan los auditores y silencian inconformidad entre los y las trabajadores.

Aspectos adicionales destacados en el informe:

  • Las instalaciones de almacenamiento de relaves deben ser construidas y manejadas solo con el consentimiento de las comunidades, respetando los derechos humanos y los derechos internacionales de los pueblos indígenas, y adoptando los mejores tecnologías y prácticas disponibles.
  • Protocolos internacionales de seguridad deben ser independientes del control de las empresas, y se deben establecer a través de procesos con los titulares de derechos, involucrando activamente los y las trabajadores, las comunidades y la sociedad civil.
  • Normas fuertes para presas de relaves deben incluir garantías financieras y rendición de cuentas hasta el más alto nivel. La participación pública en decisiones y mecanismos confiables de queja y reclamo son necesarios para garantizar que las comunidades y los y las trabajadores pueden sonar la alarma sin consecuencias adversas.
  • Para evitar los pasivos a largo plazo en los sitios de desechos mineros y sus impactos sociales y ambientales, es necesario reducir la demanda en general por las materias primas principales.

El grupo publicando el informe incluye organizaciones de base en comunidades afectadas por la minería en Brasil, Tanzania, Papúa Nueva Guinea, la India y más así que también organizaciones globales como Amnesty International Canada, Earthworks, IndustriALL Global Union Federation, MiningWatch Canada, el Natural Resources Defense Council, El Movimiento de Pueblos Afectados por Represas (MAB) y el Sierra Club.

El informe completo se encuentra aquí en español y aquí en inglés. Fotos y portavoces adicionales son disponibles a petición.

Grupos comunitarios y organizaciones de la sociedad civil por todo el mundo destacan la importancia de “La Seguridad Ante Todo: Lineamientos para el Manejo Responsable de Relaves”:

“Necesitamos lineamientos independientes para represas de relaves porque no es posible confiar en la información generada por las empresas mineras y sus prestadoras de servicios. En Minas Gerais, Brasil, tenemos cientos de represas en riesgo a consecuencia de la conducta histórica e irresponsable de las empresas. Es urgente y necesario contar con normas y reglamentos para la gestión de las represas de desechos tóxicos. Esperamos que el caso de Brumadinho sea un hito y un punto de inflexión para la minería en todo el mundo.” – Carolina de Moura de la Asociación Comunitaria de Jangada, Brumadinho Brasil

“Hemos visto los desastres de la mina de Mount Polley y otras fallas por todo el mundo-ahora con un promedio de más de 22 por década-gravemente impactando comunidades indígenas, comunidades vecinas y la tierra y las cuencas que ellos protegen. El Consentimiento Libre, Previo e Informado para comunidades locales es esencial para mejorar la seguridad del almacenamiento de desechos de minas.” – Loretta Williams, First Nations Women Advocating Responsible Mining, Canadá

“En ambos Alaska y Canadá, las leyes que regulan la minería tienen muchos años de ser anticuados. Necesitamos minería responsable y seguro--seguro no sólo para los y las empleados de la mina pero para todos los demás que viven aguas abajo. Necesitamos agua limpia para generaciones futuras.” – Frederick Olsen, Jr., Southeast Alaska Indigenous Transboundary Commission, EEUU

“Los gobiernos e instituciones internacionales deben implementar urgentemente estos 16 lineamientos para acabar con los fallos de desechos mineros por el mundo. Autorregulación por parte de la industria minera no resulta en la protección adecuada. Tenemos que presentar una respuesta fuerte y global a este problema, y priorizar la seguridad en vez de las ganancias." – Ugo Lapointe, MiningWatch Canadá

“Se le ha permitido a la industria minera reducir sus costos a cambio de la seguridad por demasiado tiempo. Implementar estos lineamientos mejoraría la seguridad de represas de relaves, garantizaría respeto para las comunidades afectadas-incluso el derecho de decir “no” a represas de relaves-y aseguraría que las empresas mineras son legalmente y económicamente responsables por sus acciones. Cualquier normativa que no cumple con las demandas especificadas en estos lineamientos no hace lo suficiente para proteger gente, ecosistemas y medios de vida de fallas catastróficas.” – Jan Morrill, Earthworks, EEUU